DICEN DE MI

Como primer artículo para mi blog, que mejor que el de su presentación dando a conocer el porqué de dicho título. Seguramente a muchos os suene, y digo bien, …suene…, en su día se convirtió en el título de un cante jondo mundialmente famoso para no dejarlo de ser jamás, convirtiéndose en mi favorito desde entonces, de su dueño y señor se dijo y se contó lo que se quiso y más, verdades y mentiras por amor y crueldad.

Soy flamenca por genética, créanme les digo que es viable y sin raíces gitanas… que yo sepa, he crecido entre los cantes del más grande… Camarón de la Isla… y de mi abuelo Antonio Linares “Er Titi” , he heredado mi arte flamenco para bailar por bulerías o por lo que sea, y pasear el traje de “gitana” con un salero que sólo las del sur, con el compás de una buena guitarra flamenca por las venas como sangre, somos capaces de vestir. Con esto os adelanto que se avecinan colecciones de flamencas suculentas, atractivas, clásicas y jondas…

Al igual que confieso ser flamenca por los cuatro costados, confieso ser polémica o por lo menos eso… DICEN DE MI… de mí se cuentan dimes y diretes siendo y sin ser, pero que puedo hacer yo sobre quienes desean por encima de todo decir, decir y decir… anda y que digan si eso les hace feliz. Soñadora persistente, con pajaritos en vez de neuronas, que siempre sonaron a crítica y que hoy están a un paso de volar libres como una realidad. Aprendí a convivir con rumores, una gran autosuperación que sudores me ha costado y que puestos a sincerar ha sido algo muy reciente, pero nunca es tarde si la dicha es buena. Ha sido ahora cuando todo está encajando en su sitio, porque ahora es mi momento. Y eso no lo dicen de mi… eso lo DIGO YO.

Seguimos en contacto mis Roberitos… pero no sin antes deciros que “mis Roberitos” es un palabro cariñosamente inventando para definiros a todos ustedes, mis seguidores.

Jen Rober

Jénnifer Rober

Creo moda... mi moda la que quiero compartir contigo!!! Diseñadora, entusiasta de mi vocación y repleta de ideas que marcarán un antes y un después...

¡Sé el primero en comentar!