FUERZAS DE SEGURIDAD ESPAÑOLAS

IMG_148889827872207

No se por dónde empezar… pero voy a empezar. Las horas que son y la vergüenza, rabia, enfado, indignación, impotencia… llamenlo como quieran, no me dejan dormir.

Hace un rato aparecía en mi face una plataforma para apoyar al Cuerpo Nacional de Policía por lo sucedido recientemente en Vigo, pidiendo mayor protección. Compartido por una mujer que más que una amiga considero una segunda madre, muy vinculada a este cuerpo en concreto. No tardé en compartir y firmar. Seguidamente lo compartí por las diferentes redes sociales que sigo y mi wasap, aquí de forma individual y varios grupos. Llegados a uno de ellos al poco de publicarlo no se hicieron esperar dos respuestas… “venga ya”… ni que decir tiene que dicha persona ya lo había dicho todo con apenas dos palabras, expliqué brevemente el fin del enalce compartido, recibiendo casi de inmediato respuesta de la persona que había creado el grupo con objetivo la celebración de su cumpleaños… “Jen el grupo no es para eso… (incluyendo la carita roja de enfado)”. No cabía en mi de rabia vergüenza impotencia… tanta vanidad y frialdad juntas…?, perdónenme pero me sentía superada por la situación casi sin capacidad de reacción alguna.

Para mi por dos razones de mucho peso todo el personal de las FDSE se merecen tributos de respeto y heroicidad, si si… que ya lo se… que los hay corruptos pero POR FAVOR no se desvíen por ese camino pues no es la finalidad, sigamos centrados en quienes ponen el corazón en su trabajo. Mis dos razones, crecí asombrada por sus actos, sobretodo el enfoque de protección y seguridad, y soñando que en mi vida habría -y espero que lo haya- un héroe de esos y porque a día de hoy no son pocas las personas vinculadas a mi con más o menos margen de distancia que, día a día anteponen su vida a la mia, a la tuya, a la de aquellos… a la de los animales… Por Dior y el Espíritu Abogado Defensor del Diablo!!! Que estamos hablando de PERSONAS HUMANAS con VIDAS PROPIAS y alrededores, una madre, un hermano, su hijo, el abuelo, una esposa… y sí, también hay sitio para ellos, las mascotas, todos ellos sufren lo que se vienen a llamar daños colaterales sin poder hacer más que aguantarse y aferrarse a sabe Dior qué argumento para mantenerse arriba. Y me toca el premio de tener que leer lo que leí, ni repetirlo quiero…

El padre de un compañero y amigo murió en acto de servicio en una persecución, dejando esposa y dos niños pequeños. Dos compañeros de alguien muy cercano a mi, perdían la vida desactivando una bomba… un tercero a día de hoy tiene concedida la invalidez absoluta por daños psicológicos, ya que era él quien se encontraba manipulando el artefacto cuando pidió relevo para traer otros materiales que ayudasen en el proceso… caminaba de espaldas a ellos cuando sonó el fin. Compañero y amigo íntimo de otro vínculo mio, sufrió herida por arma blanca en el perfil de su cara con más de 30 puntos, cuando intentaba desarmar a un maltratador que arrinconaba a su esposa e hijo de tres años… actualmente su hijo sufre trastornos psicológicos entre ellos, terrores nocturnos, debido al pánico causado por la deformación del rostro de su padre quien sigue peleando para que la Seguridad Social le cubra los gastos de una cirugía plástica que le devuelva la vida a su pequeño. El abuelo de una vieja amiga después de no corta trayectoria y rozando la prejubilación, con planes y vida por vivir caía en coma al participar en un atraco con rehén, todo bajo control hasta que un movimiento en falso alojó una bala en su cabeza, 10 años después la rehén sigue visitándolo una vez por semana, su esposa 7 años más tarde se animó a rehacer su vida sin dejar a dia de hoy de sentirse culpable por creer que le está engañando.

Éstas son algunas de mis historias pertenecientes a la Policía Nacional, Guardia Civil, Infantería de Marina… pero mías o no, públicas o desconocidas, estas personas están ahí fuera esperando que cualquiera de nosotros alcemos la voz de socorro, incluidas aquellas que han tenido la desfachatez de responder de forma tan denigrante, despectiva y vergonzosa.

Todo pasa por algo… creo que ha llegado el momento de limpiar mi agenda de “amigos”.

Sólo me queda añadir como experiencia personal, que una de esas historias que cuento me rozó, fueron 3 noches sin dormir a penas a intervalos de 10-20 minutos despertando sobresaltada, asustada y bañada en sudor presa del pánico de aquellas pesadillas que revivian en mi subconsciente lo sucedido. Quizás por instinto de protección mi mente no me deja imaginar más allá de aquel roce.

Espero con estas palabras os ayude a sentir… y vuestra humanidad y respeto se levanten en pro de la defensa y protección de quienes nos defienden.

Le conozcas… o no.

Buenas noches y un beso enorme para las FUERZAS DE SEGURIDAD ESPAÑOLAS.

Jen Rober

Jennifer Rober

Creo moda... mi moda la que quiero compartir contigo!!! Diseñadora, entusiasta de mi vocación y repleta de ideas que marcarán un antes y un después...

¡Sé el primero en comentar!